Varillas de Culto

Un nuevo descubrimiento sobre las costumbres de los hombres del siglo XX ha salido a la luz. 

Se han hallado los restos de unos cilindros de hierbas aromáticas mezcladas con diversas sustancias combustibles. Dichos cilindros estaban rodeados de una fina lámina en la que se han encontrado restos de cloro, cáñamo y celulosa, y estaban rematados por un pequeño copete en el que se han encontrado restos de ADN y saliva humanos.

Todos ellos tenían inscripciones, algunas de difícil identificación. Sin embargo se han podido interpretar dos de ellas que resultan de gran importancia para la concrección del uso de dichos objetos. Se trata de las palabras “Winston” y “Fortuna”. 

Quizá no nos digan nada estos nombres en la actualidad, pero para las creencias paganas de esa época, Fortuna era una diosa que traía la suerte y Winston el nombre de uno de sus más fieros guerreros, ya que luchó contra un águila que amenazaba al mundo y la venció. Quizá se trata más de mitología que de realidad, pero las conclusiones a las que se ha llegado gracias a las inscripciones y al análisis de los objetos, no deja lugar a dudas. 

Se trata de varillas rituales utilizadas en ceremonias de adoración a la diosa de la suerte y de invocación al espíritu guerrero (muy común en esa época). Al parecer, las varillas se prendían por uno de sus extremos en actos litúrgicos, y en algún momento del ritual, éstas eran besadas por los fieles, dato que se deduce claramente de los restos de saliva hallados en el copete. 

Posiblemente los congregados creían que esas hierbas, entre las que se ha encontrado un alcaloide, la nicotina, provocaban estados alterados de conciencia mediante los que se podían comunicar con la diosa Fortuna o con el espíritu de Winston, el Gran Guerrero. 

Actualmente, las investigaciones se centran en la identificación del resto de inscripciones halladas en las varillas, ya que se trata de datos que podrían conducirnos a conocer su panteón de dioses.



Sobre estas líneas, imágenes de las varillas rituales (la central en el lugar de su hallazgo). La tercera imagen se trata de una de las pruebas de laboratorio en la que se observa cómo la varilla emite el humo aromático con las propiedades de su alcaloide.


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

2 comentarios:

Jazz bajo un flexo dijo...

Muy bueno, está claro que obivamos nuestras limitaciones a la hora de analizar el pasado, ya sea el registro fósil, el geológico, etc. No es fácil ver con ojos críticos y deshumanizados la historia. Sigue con ello!

Quino Mendoza dijo...

Qué divertido. Me he reido mucho leyéndolo. Muy bueno, sí señor

Publicar un comentario